Publicado el Deja un comentario

Que es el subconsciente?

¿QUÉ ES EL SUBCONSCIENTE?

Desde el ESTADO CONSIENTE tenemos acceso a una parte de nuestra mente,

y es esa la que utilizamos para realizar ciertos procesos.

EL ESTADO SUBCONSCIENTE es una parte de nuestra mente a la cual no

tenemos acceso de forma consciente.

LA MENTE RECIBE INFORMACIÓN EN TODO MOMENTO A TRAVÉS DE LOS

SENTIDOS. Esta información es muy basta. ¡Enorme! Nuestra mente consciente

no es capaz de procesar todos estos datos por estar condicionado por

el SAR (Sistema de Activación Reticular), que es UNA ESPECIE DE FILTRO

DEL CEREBRO acerca de lo que debemos prestarle atención por ser de

importancia.

SEGÚN CIERTAS INVESTIGACIONES, NUESTRO CEREBRO PROCESA

CUATROCIENTOS MIL MILLONES DE BITS POR SEGUNDO.

De esta cantidad, sólo somos conscientes de veinte mil bits (20.000) por

segundo. EL RESTO QUEDA REGISTRADO EN ALGUNA PARTE DEL

SUBCONSCIENTE.

Somos conscientes del 5% de la información que nos llega del

exterior. El otro 95% queda almacenado en el subconsciente.

CÓMO SE VA PROGRAMANDO DÍA A DÍA

EL SUBCONSCIENTE ES AQUELLA PARTE QUE SE ENCARGA DE LAS

TAREAS AUTOMÁTICAS DEL CUERPO, como son, los procesos de digestión, el

latir del corazón, respirar, etc.

SE PODRÍA DECIR QUE EL SUBCONSCIENTE

PODRÍA SER LA LOCOMOTORA DE UN TREN, Y EL

CONSCIENTE SU CONDUCTOR. NUESTRA MENTE

CONSCIENTE se encarga de recibir los estímulos desde el exterior (información),

procesarlos, analizarlos y “etiquetarlos”. EL SUBCONSCIENTE SIMPLEMENTE

ASUME COMO CIERTO LO QUE LA PARTE CONSCIENTE LE DICE.

LA MAQUINARIA OBEDECE. NO CUESTIONA. NO ANALIZA LAS

ÓRDENES RECIBIDAS DEL CONDUCTOR. NO SE QUEJA.

Simplemente hace lo que el conductor le dice en todo momento.

LA INFLUENCIA DEL SUBCONSCIENTE

EN EL SUBCONSCIENTE TAMBIÉN SE ENCARGA DE GESTIONAR

NUESTROS HÁBITOS.

Utilizamos la parte consciente cuando necesitamos prestar total atención a lo

que estamos haciendo. Sin embargo, HAY OTRAS TAREAS QUE SON

REALIZADAS DE FORMA AUTOMÁTICA debido a nuestros hábitos.

Ejemplo: Aprender a conducir un automóvil. CON EL PASO DEL TIEMPO todos

los procesos asociados se realizan con facilidad, pues se han vuelto automáticos.

NO NECESITAS PROCESOS CONSCIENTES DE ANÁLISIS (por ejemplo, cuánta

presión pones en un pedal para acelerar o frenar) ni atención plena y consciente.

Simplemente UNA PARTE DE TI LO HACE DE FORMA AUTOMÁTICA.

PERO ESTO NO SIGNIFICA QUE NO HAYA CONSCIENCIA. Te

aseguro que si, por ejemplo, al presionar un pedal del automóvil éste tiene un tacto

diferente, algún proceso dentro de ti “saltará” y de forma consciente notarás esta

diferencia.

¿CÓMO SE PROGRAMA EL SUBCONSCIENTE?

SI EL SUBCONSCIENTE NO PIENSA, NO ANALIZA, NO CUESTIONA LO QUE LE

LLEGA DE FUERA… ¿CÓMO SABE QUÉ ES LO QUE TIENE QUE

¿HACER?

En este punto, vamos a hablar de LOS HÁBITOS. LAS COSTUMBRES. No de los

procesos internos, como la respiración o las funciones de los órganos del cuerpo.

Tenemos hábitos de todo tipo. ALGUNOS SON MUY POSITIVOS, como en el caso

de conducir un automóvil que se citó anteriormente. Pero hay otros muy

Destructivos.

Como ya se comentó, EL SUBCONSCIENTE RECIBE LA INFORMACIÓN DEL

CONSCIENTE. Esta información no es cuestionada ni analizada. SE

ASUME. Por lo tanto, LA FORMA EN LA CUAL SE

PROGRAMA EL SUBCONSCIENTES ES MEDIANTE

PATRONES DE PENSAMIENTO.

El subconsciente es altamente susceptible de programarse en dos condiciones:

– ALTO IMPACTO EMOCIONAL. Lo que conocemos como “trauma”.

Por ejemplo: ESTAR A PUNTO DE MORIR AHOGADO. Es muy probable que

genere un miedo al mar que le haga estar en alerta cada vez que lo vea o esté

Cerca.

– REPETICIÓN DE PENSAMIENTOS o autosugestión.

Se refiere a LOS PATRONES DE PENSAMIENTOS CONSCIENTES.

Por ejemplo: QUEREMOS BAJAR DE PESO y nos decimos: “A mí

siempre me cuesta bajar de peso”. Si EL CONSCIENTE es el

conductor de la maquinaria, ¿Qué hará la maquinaria?

OBEDECER FIELMENTE A NUESTRAS ÓRDENES.

Así que NOS PONDRÁ “TRAMPAS” CUANDO NOS PONGAMOS

PLANES PARA PERDER PESO. Como puede ser animarnos a

saltarnos la dieta, no ir al gimnasio… Esas “vocecitas internas”

que nos animan a hacer justo aquello que no

queremos.

Hay una frase de Henry Ford que dice: “Tanto si piensas que puedes,

como s i piensas que no puedes, estás en lo cierto”. La diferencia entre

UNA PERSONA DE ÉXITO, y UNA PERSONA QUE NO LO TIENE, es AQUELLO

QUE PIENSAN DE SÍ MISMAS.

TAL Y COMO DICE EL REFRÁN, CREES ES PODER

Cuando bombardeamos a nuestra mente con pensamientos limitantes, como:

“No puedo… no sirvo… no valgo… no soy capaz…” NUESTRO

SUBCONSCIENTE reproducirá fielmente en nuestra vida

estas creencias. Por lo que HARÁ LO NECESARIO PARA

QUE SE VEAN REFLEJADAS EN NUESTRA REALIDAD.

SI TIENES UNA ENTREVISTA estarás nervioso/a PORQUE CREES que no

sirves, que hay candidatos mejores, y darás imagen de falta de seguridad. Lo cual

hará que tengas menos valoración que otras personas entrevistadas.

SI TE CONFÍAN UNA TAREA IMPORTANTE, manifestarás tu pensamiento de

no ser capaz y/o la harás de forma equivocada.

Sin embargo, FUNCIONA IGUAL EN EL CASO CONTRARIO.

Puedes grabar en tu mente subconsciente patrones de

pensamiento y sugestiones que te hagan empoderarte,

brillar, confiar en ti mismo/a.

¿SE PUEDE REPROGRAMAR EL SUBCONSCIENTE? ¡Por supuesto! Y a

continuación, te voy a dejar tres técnicas para poder hacerlo. Sólo TEN

PRESENTE QUE, programar tu subconsciente con

información negativa llevó su tiempo, DEL MISMO MODO,

hacerlo positivamente también costará una inversión de

Tiempo.

No hablamos de años de trabajo. HABLAMOS DE VARIAS

SEMANAS. Haz el trabajo, con fe y creencia, y deja

que las semillas que vas plantando tengan su tiempo de

germinación. TODO NECESITA SU GESTACIÓN. Es ley.